Comprende servicios de contabilidad, auditoría financiera y teneduría de libros, el asesoramiento en cultura fiscal y tributaria, así como la asesoría (asistencia técnica) o realización en las diferentes etapas de la ejecución de las inversiones con un determinado grado de incertidumbre relativo a su viabilidad y eficacia.