El perfeccionamiento de los actores económicos de Cuba es un proceso gradual y continuo donde convergen la empresa estatal socialista y el sector privado, indicó hoy la viceministra del Ministerio de Economía y Planificación, Johana Odriozola.

En declaraciones a Prensa Latina, Odriozola explicó que la muestra más reciente es la aprobación para crear las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y el fin del experimento de las cooperativas no agropecuarias y por tanto su extensión.

Para llegar a este punto en primer lugar hubo que esperar la modificación de la Constitución en el 2019 porque la propiedad privada no estaba reconocida en el techo constitucional cubano, una forma de gestión inexistente en nuestro modelo económico anterior, amplió.

Igualmente, hubo que aguardar por la implementación del Ordenamiento monetario –iniciado el 1 de enero-, una condición previa y necesaria porque existían diferentes tipos de cambio para los sectores estatal y no estatal, ello dificultaba el tema del encadenamiento, explicó.

La eliminación de la dualidad monetaria permitió eliminar la diferencia de un dólar por 24 pesos cubanos (1×24) para las personas naturales y 1×1 para las empresas.

Odriozola subrayó que este proceso no culmina con la emisión de normas jurídicas sino que requiere ser perfeccionado, sobretodo, para que pueda realmente tributar al desarrollo económico y social de la isla.

Desde el 2011 se habla del encadenamiento, dijo, y ya existían normativas que permitían la contratación entre los trabajadores por cuenta propia (TCP) y las empresas estatales, pero los pasos realmente fueron tímidos.

Aunque, se apreció un incremento a medida que se fueron diversificando las actividades del sector privado, y eliminando barreras y prejuicios en el sector estatal unido a la posibilidad de acceso a fuentes de financiamiento y cuentas bancarias.

La idea es que todos los actores puedan aportar a la trasformación económica del país con la empresa estatal como forma fundamental de propiedad. Odriozola ejemplificó que la pandemia de la Covid-19 trajo afectaciones económicas a nivel mundial en el caso de Cuba muchos negocios reconvirtieron sus actividades hacia otras que no se hacían, ello implicó mejores prestaciones para la población como el comercio electrónico o los servicios a domicilio.

Igualmente ocurrió con los negocios al servicio del turismo, pues quedaron impactados tras el cierre de las fronteras y también tuvieron que reconvertir sus actividades.

Otros se encaminaron hacia la producción de alimentos, base tecnológica, nuevas tecnologías, actividades de reciclaje, reparación de equipos y maquinarias. Todas, actividades importantes que suplen espacios no cubiertos, significó. Sobre la plataforma de actores resaltó que es una experiencia inédita en el país, la creación de un sistema que involucre a diferentes empresas con acceso desde cualquier lugar del país.

Aunque es perfectible considera que es una iniciativa que se puede replicar, cómo podemos con mucha coordinación entre todos los actores que intervienen en el procesos articularse en el mundo digital y evitar la presencia de física del personas en los lugares.

Cuba celebra la Jornada Económico-Productiva 2021 a fin de contribuir a dinamizar la economía del país, un evento que se extenderá en la Cámara de Comercio de Cuba hasta el 28 de octubre.

Tomado del Sitio de Prensa Latina

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí